BOTOX ®

ver más

Hiperhidrosis

ver más

Sustancias de relleno

ver más

CosmiatríaTratamientos FacialesTratamientos pre y post quirúrgicos


ver más
ver más

BOTOX ®

En la cara se originan dos tipos de arrugas, por un lado las de expresión y,
por otro, las depresiones por caída y laxitud de la piel.
Las arrugas de expresión se producen por la mímica y los gestos. Por lo tanto,
son más notorias en la gente que gesticula más.

Éstas son:
Arrugas periorbiculares o “patas de gallo”.
Líneas horizontales en la frente.
Líneas verticales en el entrecejo.
Arrugas del cuello

Todas pueden ser tratadas con el Botox®.

+ MÁS INFO

Muchas veces se habla de Botox® sin especificar a qué se hace referencia. La toxina botulínica tipo A - Botox®
es un agente bloqueante neuromuscular utilizado para la corrección estética de ciertos músculos de expresión
de la mímica facial.

Al relajar los músculos que producen las arrugas, la piel se distiende y las arrugas desaparecen o atenúan, en caso
de que ya la piel esté marcada. Específicamente en la frente, al modificar selectivamente el tono muscular, es decir
el estado de semicontracción, se modifica la posición de las cejas, mejorando el aspecto de los ojos y la mirada.

El Botox® es aplicado directamente en el músculo responsable de la formación de la línea o arruga de expresión,
causando su relajación temporal y brindando al rostro una apariencia mas descansada, rejuvenecida y agradable.
El tratamiento no requiere ningún test previo. Además permite reincorporarse de inmediato a la vida habitual
sin inconvenientes.

Los efectos aparecen entre los tres y diez días, y se prolongan por un periodo aproximado de seis meses, de
manera que el resultado es reversible. Vale aclarar que el efecto del Botox® es transitorio. Es decir, la duración es
limitada en el tiempo y los músculos tratados recobran su tono y acción. En consecuencia, luego la mímica se
reestablece y, por ende, la arrugas vuelven. Es un tratamiento preventivo: las consecuentes aplicaciones evitan que
la arruga se marque en la piel.

Hiperhidrosis

La liberación de sudor que excede las necesidades termoregulatorias del organismo
se denomina “hiperhidrosis”. Las áreas comúnmente afectadas son las axilas,
las palmas de las manos y las plantas de los pies.

El Botox® actúa impidiendo temporalmente la excesiva producción de sudor.
La duración del efecto varía de cuatro a diez meses, dependiendo de la respuesta
individual del paciente y de la dosis empleada.

Es considerado un procedimiento rápido seguro y eficaz.

Sustancias de relleno

En la estructura de algunos tejidos de nuestro organismo se encuentra el llamado “ácido hialurónico”.
Por lo tanto es un compuesto biodegradable que se presenta en forma de gel cristalino.

La técnicas de relleno reabsorbibles con esta sustancia revierten algunos de los efectos del paso del tiempo,
agregan volumen, restauran y brindan soporte a la estructura de la piel.

+ MÁS INFO

Una de las grandes ventajas del “ácido hialurónico” es que es de larga duración,
pero no permanente. Los pacientes pueden retomar su actividad laboral o diaria, inmediatamente
después de la aplicación.

Es un producto que posee anestésico dentro de sus componentes, ayudando a que sea sin dolor
la aplicación del mismo.

¿Cuáles son las zonas de aplicación?

Los surcos nasolabiales, los labios, el entrecejo, el mentón, los pómulos y las comisuras, entre otras.

Cosmiatría - Tratamientos faciales

¿Qué sucede cuando la piel envejece?

El paso del tiempo se manifiesta a través de cambios en la epidermis. A la falta de luminosidad y el engrosamiento
de la piel, le siguen la perdida de tonicidad del óvalo de la cara y párpados; la aparición de líneas de expresión
y arrugas; y la pérdida de volumen de labios y pómulos.

Para combatir este proceso, el área de cosmiatría realiza tratamientos correctivos utilizando técnicas que reúnen
la última tecnología, con la experiencia de nuestros profesionales. Seguras y no invasivas, éstas se realizan
con el apoyo de aparatología de punta y productos por demás efectivos.

Antes de empezar, realizamos un diagnóstico personalizado para garantizar que cada paciente reciba un
tratamiento acorde a sus necesidades. Nuestros profesionales efectúan un minucioso examen de piel, para luego
proporcionar un programa individual con los procedimientos más adecuados y convenientes.

Tratamiento de higiene facial:
Mediante este tratamiento se realiza una limpieza profunda que afina la piel, remueve células muertas y
elimina impurezas. La piel queda suave y desintoxicada. Luego, la superficie presenta óptimas condiciones
para recibir los principios activos adecuados a cada necesidad.

Tratamiento de peeling y despigmentantes:
Este tratamiento exfoliante elimina las capas superiores de la piel y estimula la renovación celular y la
síntesis de nuevo colágeno y elastina. De este modo, se uniforma el tono de la piel, se ayuda a minimizar arrugas
e imperfecciones y se aclaran manchas. La piel recupera su suavidad y luminosidad natural. Para ello, se
utiliza la microdermoabrasión con punta de diamante, combinada con ácidos alfa y betahidoxiácidos.

Tratamientos hidratantes y anti-age:
La nutrición e hidratación de la piel se priorizan en este tratamiento ideal para quienes perciben los primeros
anuncios de la edad. Aparatología innovadora y masajes faciales se disponen con productos específicos que garantizan
resultados renovadores. Gracias a la técnica de electroporación se consigue una óptima hidratación cutánea,
micro estimulación vascular cutánea y efectos “anti-aging” en pocas sesiones.
Es por ello que se considera una alternativa muy eficaz e indolora a la mesoterapia con agujas

Tratamientos reafirmantes/tensores:
La pérdida de tensión se soluciona fácilmente. Para atacar los problemas de flacidez y la pérdida de volumen facial,
la técnica de radiofrecuencia es la mejor aliada. El tratamiento se completa con productos específicos y masoterapia
de la mano de nuestro equipo de profesionales.

Cosmiatría - Tratamientos pre y post quirúrgicos

Tratamientos pre quirúrgicos:
Antes de cualquier intervención quirúrgica, se realiza una minuciosa preparación de la piel que incluye una
limpieza profunda, una buena hidratación y un delicado trabajo sobre la elasticidad y tono. Se busca fortalecer
los capilares para evitar hematomas y ayudar a una mejor cicatrización. De esta manera, se logra una mejor
recuperación post operatoria.

Tratamientos post quirúrgico:
Actualmente disponemos de numerosas técnicas que son capaces de acelerar la recuperación de una cirugía y
promover el resultado estético más satisfactorio.
En ambos tratamientos nuestro equipo de profesionales procede a realizar técnicas de drenaje linfático
manual. Hablamos de una serie de maniobras manuales muy suaves que se ejecutan con el fin de drenar o
desplazar la linfa que se encuentra estancada formando un edema. Las manipulaciones son lentas, rítmicas,
indoloras y superficiales. El drenaje se dirige realizando bombeos, presiones y descompresiones imitando
el movimiento natural del organismo. El resultado es una notable disminución del edema, un mejoramiento
en la microcirculación cutánea y una mayor oxigenación de la piel. Así se logra un efecto no sólo sedante,
sino también relajante.